10 CONSEJOS PARA ABOGADOS RECIÉN GRADUADOS

Actualizado: 9 ene




Por, Francisco Javier España Barraza, Abogado especialista en derecho adminstrativo, experto en tránsito, consultor, profesor y conferencista.



La vida del abogado y su ejercicio no es tal cual uno piensa cuando se encuentra de estudiante de tan loable profesión, para muchos la transición del mundo académico al ejercicio mismo es todo un calvario, tan cierto es que hay personas que cambian de carrera o simplemente luego de muchos años se arrepienten de haberla estudiado, a continuación, elegí unos cortos consejos, que tal vez te eviten pasar por tales malestares de los cuales puedo hablar por experiencia propia.


PRIMERO: Ser empleado no es malo, lo malo es que no te mantengas actualizado o no te instruyas con sentencias de altas cortes o literatura especializada, cosa que, si duras muchos años en el puesto que ocupes, ya sea como asesor jurídico, sustanciador o apoyo en un área determinada de tu empresa, cuando te despidan no te toque acoplarte nuevamente a la dinámica jurídica del momento, evita a toda costa ser nuevamente un “recién graduado” estudia sobre la marcha, aprende y mantente fresco.


SEGUNDO: En el mundo actual hay un montón de temáticas digitales que acompañan la dinámica social a las cuales el legislador no puede hacerle seguimiento, por ende identificar y anticiparse a cuales serán las tendencias en los próximos años, estudiarlas con tiempo y convertirse en una autoridad en la materia te dará una ventaja ante la competencia que entre otras cosas no ha entendido que el mayor reto y disputa por el mercado está en lo tradicional.


TERCERO: Entender que la mayoría de los docentes enseñan con un enfoque tal cual como los instruyeron sus maestros, es decir “la vieja escuela”, así las cosas, no podemos sostener este paradigma en un mundo a las puertas del metaverso, lleno de Criptomonedas y aplicaciones web que potencializó el COVID-19 simplemente pensar a futuro y en digital, te contaré un secreto, la mayoria de tus profesores no sabe de eso.


CUARTO: El secreto de un buen abogado no es aprenderse los códigos de memoria ni quien tiene mejores relaciones, el buen abogado es el que mejor sabe: Investigar, Interpretar e Impactar:


Investigar: Ningún tema, ni por difícil o complejo esta fuera del alcance de un buen investigador; Interpretar: De nada te sirve conseguir información valiosa si no la entiendes o sabes manejar a tu favor; de nada te sirve saber investigar e interpretar sino lo sabes vender y aquí entra el arte del Marketing o saber impactar a los prospectos de clientes.


De estos temas hay abundate información y cursos gratuitos en la web, solo debes buscarlos, ¡inicia ya!


QUINTO: No abusar de los casos pequeños. Muchos de nosotros en el afán de crear clientes o ganar dinero rápido, nos llenamos de casos pequeños, entiéndase estos como aquellos donde se cobra poco porque el tema aparenta ser sencillo, pero en la practica un tema sencillo se puede volver complejo o difícil de resolver, exponiendo tu reputación por poco dinero.


En efecto, es una trampa hacerse con muchos casos pequeños, porque desgastan el tiempo de manera exagerada y sus frutos no son tan buenos ni rentables, dejas de prestarle atención a otros temas fundamentales necesarios para crecer como profesional o un caso en que realmente valga la pena tanto trabajo "a veces el mismo trabajo que se utiliza en un caso pequeño, mediocre o sencillo, es el mismo de un caso grande o millonario".


SEXTO: Vuélvete experto de un área en específica, con esto te apropiaras de un segmento del mercado menos “disputado” en comparación a trabajar como un abogado “todero” donde perderás juicios fácilmente cuando te enfrentes con especialistas.


Puedes tomar casos de varias áreas ya que tu Tarjeta Profesional te permite litigar, el problema es que el derecho es tan absurdamente amplio que nunca dominarás a la perfección todas las áreas de manera integral, por ese mismo motivo es que existen las especializaciones y maestrías.


SEPTIMO: Para ser experto en algo no es necesario una especialización, se puede lograr con practica o lectura autodidacta. Muchos recién graduados se reprimen de abordar el tema que les apasiona por falta de ingresos para especializarse, si supieran que incluso se puede aprender más por nuestra propia cuenta no habría tanto abogado “todero”, con el tiempo pueden invertir en educación formal y obtener su tan anhelado “Certificado de Especialista”. Pero en realidad pueden ser expertos, sin título.


OCTAVO: Nunca subestimes la contraparte, aún si al conversar con ella o investigarla te sientas superior, recuerda que también conocen gente y tal vez alguien de mayor bagaje los esté guiando.


Este error típico ha hecho confiar a muchos abogados en defensas importantes, obteniendo resultados nefastos para su cliente, recuerden que en todo caso debe darse lo mejor de sí so pena de arriesgarse a perder no solo dinero, sino reputación y prestigio.


NOVENO: Si algo caracteriza a los recién graduados es que tratan de hacer alianzas o sociedades con los mismos compañeros de universidad, ¡vaya idea! situación que no aconsejo por una sencilla razón, dirigir una oficina no es un tema que se tome alegremente, y estoy a favor de dejarse absorber mínimo 1 año en una firma de abogados para ganar experiencia, pero sobre todo entender cuál es la dinámica del derecho en la práctica.


Con esto entenderás las resposabilidades de dirigir una firma, la dinámica, pero sobre todo los que es el derecho en la practica acompañados con gente experimentada y no arriegarse con procesos de clientes que confian en sus capaciades y experiencia nula.


DÉCIMO: Antes era indispensable aprender “Inglés” sin embargo con el tiempo entendemos que si bien es cierto puede llegar a ser necesario, no es determinante en nuestra carrera, por una sencilla razón, la regla general es que se litiga en nuestro país de origen y ciertamente nuestro idioma oficial es el castellano y por ende tanto los operadores judiciales como autoridades administrativas se ciñen a este principio.


Lejos de esforzarnos en dedicarnos a aprender otro idioma como complemento, rinde más frutos estudiar, entender y formarse en marketing para promocionar nuestros propios servicios.



Francisco España Barraza, osadiajuraridica@gmail.com - 3008481714

507 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo