LA GLORIA DEL DERECHO Y LA DECADENCIA




Por, OMAR LEONARDO HERRERA RINCÓN - Abogado.


Los sistemas legales, se remontan a épocas tan distantes, como las acaecidas en el antiguo Egipto, donde nos percatamos de la existencia de un tribunal que dirimía los conflictos entre las partes, notando entonces que no existía la defensa de terceros, es decir, las partes dependían meramente de sus palabras para exponer su caso; Este sistema de justicia se asemejaba al de la antigua Mesopotamia, incluso, se adoptaba en la Monarquía eclesiástica, claro ejemplo es el caso de los relatos bíblicos del rey Salomón, quien escuchaba las partes y dictaba sentenciasin la intermediación de terceros. Sin embargo, este tipo de justicia fenecía por su propio peso, ya que a pesar de que un actor tuviese razón, sus palabras deberían ser convincentes, de lo contrario perdería el juicio aun ostentando la verdad.


Dicho inconveniente quedo en manos de la justicia romana, quienes lograron desarrollar el primer vestigio de lo que conocemos como abogados, en dicha época se desarrolló la figura del orador escritor, esta persona era la encargada de preparar un discurso para el alegato de los ciudadanos quienes se encontraban inmersos en la defensa de sus propias causas. En la medida que incrementaban los litigios, los oradores se convertían en figuras de alto prestigio social, es así como cada vez se hacía más frecuente que los nobles acudiesen a estos para el desarrollo de sus escritos. Pasados los años se designó entonces el vocablo del latín “Advocatus”, (abogado) que traduce “Llamado en auxilio”, y que se usó, para designar entonces a los oradores escritores, quienes, por su amplio conocimiento en leyes, eran los indicados para que acudiesenen socorro y ayuda.


Con el pasar del tiempo los ahora llamados abogados, destacados por su brillantez y elegancia, comenzaron a tomar una posición más influyente en la sociedad, posición que los obligo a asumir diferentes cargos en la historia, como los de Pretores, Senadores, funcionarios feudales entre muchos otros.


Análogamente nos trasladamos a la sociedad moderna, donde los abogados han sido llamados a ocupar el legislativo, el ejecutivo y evidentemente el judicial; Sin embargo esta posición social, acompasada de prestigio, distinción y sabiduría, ha traído a nuestra época desafíos más allá de la simple lectoescritura, la sociedad en general gira en torno al derecho, los abogados y sus diversas especializaciones, profesionales que se han dado a la tarea de hacer necesaria la abogacía en cada uno de los ámbitos sociales, encargados así de determinar el rumbo de la comunidady confirmando, que en pleno siglo XXI el orden jerárquico y social, carecería de sentido sin los abogados.


Ahora bien, entre los innumerables conflictos a los que pudiese enfrentarse un abogado, a diferencia del grueso de las ramas profesionales, encontramos la exorbitante suma de profesionales graduados, que para el caso colombiano maneja el índice de 355 abogados en ejercicio por cada 100,000 habitantes, cifra que además de ser descabellada pone a Colombia como el segundo país con mayor cantidad de abogados en el mundo, después de Costa Rica, que según investigación del Centro de Estudiosde Justicia de las Américas,cuenta con 389 abogados por cada 100,000habitantes, algunosdirán que la palabra desbordado es una exageración, por el contrario, encuentro asidero para su uso al comparar las cifras de los demás países de la lista, como es el caso de Brasil Argentina o Perú con 327, 305 y 250 abogados respectivamente, las distancias se acrecientan al remitirnos a los países europeos, donde la media es de 149 profesionales en derecho por cada 100,000 habitantes.




Esta sobrepoblación de abogados provienede diversos factores,entre ellos los más de 194 programas de derecho que se ofrecen actualmente en Colombia, 194 programas de derecho que otorgan títulos de profesional alrededor de 18.000 personas al año, 18.000 personas al año que engrosan la lista de los más de 329,000 abogados del país.






Dichas cifras dificultan el ejercicio de los profesionales en derecho, no obstante, existen otros factores relevantesque entorpecen el ejercicio profesional, ejemplo claro de esto es la ciudadanía


y los profesionales en otras áreas que cuentancon la absurda idea, de poder suplirlas funciones de un abogado, es así que encontramos economistas que pretenden asumir el rol de un abogado financiero, contadores que pretenden asumirla tarea de un tributarista, o simplemente ciudadanos del común, que luchan a diario contra las entidades públicas y privadas del país, por lo general con escuetos escritos, derechos de petición y tutelas mal formuladas. (El abuso de las minutas)


Pero la dificultad del ejercicio no termina ahí, debemos sumarle la falta de control de las entidades públicas, la pobre formaciónentregada en más del 70% de las facultades de derecho, la inexistencia etica de un grueso de estos profesionales, la credulidad de la comunidad cuestionando a los togados, entre muchos otros factores que contribuyen al deterioro y dificultad en el ejercicio de la profesión.


Es relevante mencionar que estas dificultades, provienen de los mismos abogados que se han dedicado a preparar pobremente a las nuevas generaciones, de los mismos abogados que han perdido los escrúpulos, de la comunidad en general y su necesidad de no pagar lo justo, de los profesionales que creen ser abogados y finalmente del IUSTodero.


Se estarán preguntando, ¿Quién es el IUS todero?, sencillamente es el abogado que se le mide a cualquier caso, que si quiere tramitar la pensión, que si busca liquidar una sociedad conyugal, que si debe defender un indiciado, que si va a liquidar su empresa, en fin, le hace a lo que le salga, y finalmente no hace nada bien, en este punto usare un refrán de la sabiduría popular que dice, “El que muchoabarca, poco aprieta”.


Ahora, si usted es abogado y le gusta ser el IUS todero, cuestione su trabajo y entienda que está depreciando su profesión; por otra parte, si usted es graduado,está por graduarse o definitivamente no se ve como el IUS todero, enaltezca su profesión, especialícese, tome una línea de trabajo, no intentehacer de todo,comprenda que su trabajo tiene un costo y que cada rama del derechotiene su profesional.


Si lo que se quiere es destacar en las áreas del derecho,es importante entenderque la calidad y los ingresos, son directamente proporcionales a la experiencia y los estudios adelantados, no en vano las empresas contratan abogados recién graduados, desde un salario mínimo hasta un millón trescientos mil pesos (deplorable), sin embargo, si la experiencia es superior a un año y el abogado es especialista, el salario ronda entre tres y cuatro millones de pesos, ahora bien, si su deseo es culminar una maestría los salarios están cercanos a los seis millones de pesos, de manera sucesiva sucederácon el doctorado, postdoctorado y cuanto estudio desee sumar a su hojade vida.


En este punto se hace relevante mencionar, que según cifras del Observatorio laboral para la educación en Colombia, los graduados de todas las profesiones para el año 2018, sumaron un total de 4,290,760, que del 100% de los profesionales graduados tan sólo el 21,72% de estos logran adelantar un postgrado, peor aún, este 21,72% se distribuye así, 18,67% especialistas, 2,82% magister, y finalmente una cifra cercana al 0,23% de estos profesionales cursan doctorado, en números castos esto es así, de doscientos abogados graduados, treinta y siete serán especialistas, cinco magistery un doctor.


Asumiendo que el profesional realiza su postgrado, podemos decir que su tasa de competencia ha disminuido por lo menos un 78%, ya está destacando por el plus otorgado por su título,acto seguido,llega el momentode destacar por su labor,demuestre su calidad,siga su línea de estudio,por favor, no seael IUS todero, consulte con sus pares y dele valor a su trabajo.



Finalmente, si usted quiere dar la más alta distinción a su trayectoria profesional, y convertirse en el profesional de oro, aprenda y practique esta frase de Sallie Krawcheck, “Si tienes que escoger entre tu ética y tu trabajo, escoge tuética. Siempre puedes encontrar otro trabajo”.




161 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo