RESOLUCIÓN 0133 DEL 2020 ¿AMENAZA A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN?


Por, Dr. SANDS - Abogado invitado.



Con preocupación muchos han observado el proceso de adquisición por parte de la Policía Nacional Colombiana de un sistema basado en inteligencia artificial capaz de hacerle seguimiento, individualizar, organizar y clasificar a todo individuo que actué de manera sospechosa o revolucionaria en las redes sociales.




Vivimos en estado social de derecho de acuerdo a nuestra constitución política y sin duda lleno de garantías para los ciudadanos, no obstante lo anterior, en la practica, la historia es otra cosa. Desde la institución se han perpetrado un sin número de atropellos contra el ciudadano de a pie, escándalos y evidente manejo arbitrario de la posición que ostentan son el pan de cada día, no hay duda que les falta muchísima capacitación en su formación para manejar con criterio, respeto y justicia sus facultades legales.






Lo que nos preocupa no es la utilización de la alta tecnología como herramienta de las instituciones del estado, es el posible mal uso que tendrá, que se llene de intereses politiqueros o se infiltre por personal ajeno la institución, sin duda muchas personas serán monitoreadas simplemente por sus tendencias políticas, económicas, culturales o académicas, porque en el ejercicio de su “libertad de expresión” pueden encuadrar en los algoritmos programados previamente para seguimiento y rastreo, es decir: usted puede ser clasificado en una base de datos simplemente por decir: “País de mierda”, “Matarife”, “Castrochavista”, "abusivos" incluso si se atreve a decir "porky", simplemente el sistema lo podrá clasificar tranquilamente y hacerle seguimiento, aclaro, no es lo que va hacer el sistema aparentemente, pero en las manos equivocadas seguramente si lo hará y estamos en Colombia, nada nos garantiza que no se haga realidad es preocupación.





Sin duda esta tendencia es el futuro, este tipo de sistemas ya existen en EEUU y otros países como CHINA creado por la empresa llamada SenseNets, donde son mucho más avanzados que el nuestro, tienen reconocimiento facial e incluso el gobierno los obliga a tener una aplicación de rastreo en su móvil. El problema es que en Colombia insistimos, no existe cultura del respeto por los ciudadanos en la formación de muchas instituciones y lo más alarmante es el poder desbordado que tiene el ejecutivo sobre todas estas, en efecto, un historial bastante preocupante de abuso de poder.


En Osadía Jurídica no estamos en contra de progreso tecnológico, ni mucho menos de la implementación de estrategias que mejoren la seguridad ciudadana, incluso nuestros ingenieros están desarrollando inteligencia artificial a nuestro directorio nacional de abogados, pero una herramienta que hace seguimiento a tus intereses en redes, a tus likes, a tus "compartir", a la gente que te "sigue" y el impacto que generes o puedas generar en cada interacción y esta atente contra sus intereses de inmediato te agendara en una lista de “personas a vigilar” sin duda es un peligro inminente a la libertad de expresión que ya esta tomando forma.

728 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo