¿ES LEGAL SUSPENDENDER EL SERVICIO DE DOMICILOS EN SOLEDAD – ATLANTICO?



Por, Juan Oñate - Abogado Consultor en temas de movilidad.



La suspensión de la restricción de circulación de motocicletas el día 30 de cada mes y un día por semana por pico y placa, tomada por la administración de la alcaldía de Soledad – Atlántico en su momento tuvo un impacto positivo en la economía, habida cuenta que favoreció al municipio y su sector económico, en el entendido que, las empresas con plataformas digitales que prestan servicio de domicilios reanudaron las operaciones en el municipio.


Esto refleja que en muchas ocasiones encontramos normas, leyes y decretos cuyo espíritu o propósito no contribuyen al mejoramiento o desarrollo de la sociedad en las cuales son aplicados. verbigracia quedó demostrado con el decreto municipal 287 de 2018, que modificó al Decreto 288 del 04 de julio de 2017 en lo referente a su artículo 6° del Decreto 288, pues esté prohíbe la circulación de motociclistas conforme al último dígito de la placa (pico y placa) y a su vez el parágrafo primero del precitado artículo implementa el día 30 de cada mes, como el "día sin moto en Soledad".



Este decreto contemplaba unas excepciones y también otorgaba permisos especiales a las empresas de mensajería y domicilios legalmente constituidas. (algo razonable, pues con estas se ataca el transporte informal de pasajeros en motocicletas o “mototaxis” no a la los moto-trabajadores ejemplo: un domiciliario)



No obstante, este permiso especial y sin justificación lógica alguna fue sacado de tajo dentro las excepciones para ejercer el trabajo como domiciliario dentro del municipio de Soledad - Atlántico.



La repercusión fue simple pero contundente para esta acción de la administración, las empresas al ver tanta traba o talanquera decidieron no ofrecer cobertura para el servicio domiciliario en el territorio jurisdicción de Soledad- Atlántico, máxime cuando el vehículo por excelencia es la motocicleta, ya que permite mayor margen de ganancia en la relación costo - beneficio, pero lastimosamente es el mas perseguido u hostigado por las autoridades. De seguir rigiendo dicha orden restrictiva, volveremos al estado anterior, cuando contábamos con un servicio de Domiciliario precario o posiblemente inexistente.


Si nos referimos al tema de proyección de pérdidas económicas que tendrán los empresarios, micro - empresarios o negociantes que comercializan sus productos por medio de dicho servicio es muy preocupante. Para nadie es un secreto que el comercio aún está en RECUPERACIÓN debido a las pérdidas económicas ocasionadas por la pandemia. Lo último que se quiere es que esta reactivación se vea impedida por sostener políticas agresivas contra los motociclistas y mucho más cuando no se analiza el impacto social y económico de las decisiones de este tipo tomadas a la ligera.


Se puede concluir que no sólo la administración aleja el interés de muchas empresas que prestan el del servicio de domicilio ofrecido en sus plataformas digitales, sino que además “OBLIGA” al ciudadano nuevamente a salir a la calle para adquirir sus productos, lo cual contraría a la cultura preventiva de evitar salir innecesariamente, recomendaciones de prevención que emiten constantemente las autoridades locales y nacionales. Desde el punto de vista jurírico no es acorde a la constitución este tipo de medidas restictivas, pues van en contra al derecho al trabajo y la plena protección que debe garantizar el estado, la administración no puede volverse enemiga de los trabajadores formales.


En este sentido, hacemos un llamado a las autoridades locales del Municipio de Soledad, en cabeza de su alcalde y también al concejo municipal, para que se otorguen nuevamente los permisos especiales de circulación a las empresas de mensajería y Domicilios, legalmente constituidas y de esta manera puedan desarrollar su actividad libremente, de esta forma entraremos nuevamente en el dinamismo económico que se necesita para reactivar el comercio, tienen que entender que las motos no son el problema, sino las políticas sociales y falta de cultura ciudadana, cultura que es obligación de la administración difundir, NO PODEMOS QUERER A LAS MOTOS SOLO EN EPOCAS ELECTORALES. ¡No seamos hipocritas!

197 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo